Descargas GRATIS

Últimos Articulos :
Home » » Acercándonos a el | David Wilkerson

Acercándonos a el | David Wilkerson

Lcaracterística más poderosa de una fe verdadera y salvadora es un deseo por estar más cerca de Él. “Asimismo, Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu” (1 Pedro 3:18).


¿Por qué Jesús sufrió y murió? ¿Por qué Él proveyó justificación para nosotros? ¿Por qué Su perfecta justicia nos es dada a nosotros? Esta es para acercarnos a Dios. Todo esto se trata acerca de tener intimidad, comunión con el Padre.

Cuando Adán pecó, él perdió la cosa más preciada que cualquier hombre o mujer pudo poseer: intimidad con Dios. El pecado alejó a Adán del Padre e incluso hizo que este se ocultara de Su presencia. Desde ese entonces, cuando un hombre peca su tendencia es huir y esconderse, tal como Adán lo hizo.

La razón por la que Dios odia el pecado es porque nos roba su comunión con Él. Dios nos creó para que tuviéramos intimidad con Él, y al anhelar tener comunión con nosotros, Dios envió a Su propio Hijo a morir en la cruz, para justificarnos y romper el velo que bloqueaba el tener intimidad con Él.

El poder de la justificación es que trajo de nuevo el propósito original de Dios de crear al hombre para que tuviera comunión con el Padre.

El mundo actual está lleno de maldad, calumnias, mentiras satánicas, seducciones, culpa, temor, condenación -todo diseñado por Satanás para hacernos sentir indignos para entrar en la presencia de Dios. El diablo nos mantedría ocultos como lo hizo con Adán -para evitarnos tener intimidad con Dios.

Nosotros hemos sido librados de todo esto. Nosotros tenemos el derecho de estar en la presencia de Dios -una invitación a Su trono - porque nos presentamos delante de Él con justicia perfecta. Dios nos invita a su trono de gracia porque Él nos acepta como santos en Cristo. Nuestro pecado está bajo la sangre, olvidado, y ahora nosotros tenemos derecho dentro de Su santidad.

Amado, Jesús no murió solamente para llevarlo al paraíso. Él murió para que cada día usted pudiera vivir en hermosa y cercana comunión con el Padre.

| David Wilkerson |
Comparte este articulo :

Comentar con cuenta Google Y Open ID

 
Design Template by panjz-online | Support by creating website | Powered by Blogger