Descargas GRATIS

Últimos Articulos :
Home » , , » ¿POR QUÉ NO SANAN? ¿ACASO DIOS SANA SIEMPRE?

¿POR QUÉ NO SANAN? ¿ACASO DIOS SANA SIEMPRE?

Uno de lo articulos mas inspiradores y confrontadores que he leido en mucho tiempo... Tenia que compartirlo, Gracias http://contralaapostasia.com


Marcos Andrés Nehoda  pastor
Muchas personas tienen o han tenidomucha fe y viven en santidad y, sin embargo, no han sanado. Tal es el caso de Joni Eareckson. “Después de 43 años de vivir paralizada del cuello hacia abajo y tras la reciente noticia de que ahora tiene cáncer de mama, Joni Eareckson Tada sigue siendo todo sonrisas”. “Quiero asegurarles que estoy realmente contenta de recibir de Dios lo que Él considere conveniente para mí; incluso si proviene de Su mano izquierda; porque mejor es algo de Su mano izquierda que no de ninguna mano, ¿no creen?” dijo la querida defensora discapacitada tetraparapléjica, en un mensaje de video a sus amigos y hermanos. 
Joni, de 60 años de edad, fue diagnosticada con cáncer a principios de la semana y se le confirmó el martes, que es del tipo tumor maligno. Ella tiene programada una cirugía el lunes, donde los médicos van a comprender mejor en qué fase del cáncer está”.  ”Bundy ha conocido personalmente a Tada durante siete años y ha estado sirviendo en el ministerio por más de cuatro años. Y cuando él ve su expresión de optimismo y plena confianza en Dios aun en medio del sufrimiento, sabe que ella no finge su expresión, por el bien de permanecer fuerte ante sus seguidores y ante los discapacitados”.
“Lo que se escucha de Joni es la real Joni”, dijo a The Christian Post. “Ésta es una mujer de gran fe que ha pasado 43 años en una silla de ruedas. No es una mujer que va a pretender con prepotencia, que las cosas cambien. Usted está viendo a una mujer que verdaderamente comunica pensamientos muy profundos y personales, y los sentimientos y la confianza y la fe en Dios; no para llevar a cabo o para mostrar algo a la gente, sino que lo hace porque es quien es”. (*)
Sabemos que Cristo no murió en vano; eso no se discute. Pero si el hecho de estar enfermo un cristiano significara que Cristo murió en vano, al no poder aceptar tal aberración habría que aceptar entonces que los tales enfermos no son cristianos verdaderos, porque si lo fueran, hubiesen sido sanados por Su herida. Pensamiento o conclusión que es también una aberración; porque todos sabemos que alguna vez moriremos.
La mayoría de las personas que mueren, es por alguna enfermedad: “De los 57 millones de defunciones que se produjeron en todo el mundo en 2008, 36 millones -casi las dos terceras partes- se debieron, principalmente a enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades pulmonares crónicas”. (Datos de la Organización Mundial de la Salud). Entonces, casi nadie es salvo, siguiendo tal errado pensamiento.
Estoy seguro que Usted ha experimentado un resfrío o gripe en estos últimos años; eso, por insignificante que parezca, es una enfermedad. Entonces, ¿Cristo murió en vano por Usted? ¡Es claro que Dios disciplina al creyente y esto a veces incluye una enfermedad o un accidente! Pero afirmar que un cristiano no puede enfermarse a menos que sea por un pecado cometido es un error conceptual y espiritual. (1ª Corintios 11.28-32 y Hebreos 12.4-11).
¡Es claro que los creyentes se enferman sin relación con un pecado cometido y sin relación a una imprudente alimentación! Nos enfermamos porque todavía nuestro cuerpo no ha sido redimido: “… nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo”. (Romanos 8.23). ¡No podemosgeneralizar y poner a todos los cristianos bajo las mismas circunstancias! ¡No es justo ni sabio ponerle un cargo de conciencia a quien está padeciendo una enfermedad, juzgando que la padece por algún pecado o imprudencia! A veces, el hecho de concurrir a un hospital que no ha sido adecuadamente desinfectado puede provocarnos o contagiarnos una enfermedad.
Hay misioneros consagrados a Dios que han contraído paludismo por causa de ir a vivir en medio de la selva… ¿Cristo murió en vano por ellos? ¡Claro que no!
Hace un tiempo recibí en mi correo una Presentación con hermosas láminas de cuadros tan vívidos, que parecen reales. Pero cada frase en las láminas es un puñal: Si tienes resfrío es porque tu cuerpo no ha llorado adecuadamente; si tienes dolor de garganta es porque no has comunicado tus aflicciones; si tu estómago arde es porque no has conseguido hacer salir la rabia de dentro tuyo; la diabetes invade cuando la soledad duele; el cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta; si tienes dolor de cabeza es porque las dudas te aprietan; la alergia aparece cuando eres perfeccionista; la presión te sube cuando el miedo te aprisiona; el cáncer mata cuando te cansas de vivir… ¿no es acaso una burla y una falta de respeto por la hermana Joni afirmar que, si alguna persona se enferma de cáncer, es por algún pecado de ella o porque ha sido imprudente en su alimentación o porque se ha cansado de vivir? Que el mundo nos llame ‘locos’ por seguir a Cristo es bíblico y por lo tanto, aceptado por nosotros; pero que nos llamen ignorantes por no saber las causas básicas de una enfermedad es realmente triste.
Aquí hay algunas citas bíblicas del Nuevo Testamento,  habiendo entrado en vigor elNuevo Pacto: El apóstol Pablo comenta: “… a Trófimo dejé en Mileto enfermo“. (2° Timoteo 4.20). ¿Por qué no oró por él, conforme a Santiago 5.15? ¿Por qué lo dejóenfermo? El apóstol Pablo relata: “… me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: ‘Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad’. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades…”. (1ª Corintios 12.7-9). ¿Por qué Pablo mismo no sanó de su azote? ¿Acaso ocultaba un pecado?
Pablo escribe a Timoteo: “Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades“. (1ª Timoteo 5.23). ¿Por qué le aconseja a Timoteo que beba un poco de vino, por causa de sus frecuentes enfermedades? ¿Por qué no lo exhortó a renunciar a sus pecados o por qué no le exhortó a NO provocarse enfermedades por causa de una inadecuada alimentación?“Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y Le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido CIEGO? Respondió Jesús: no es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él”. (Juan 9.1-3).
En esta última cita bíblica vemos que Dios permitió el sufrimiento de padres e hijo, para glorificarse en el testimonio de su sanidad. Dios también se ha glorificado y se glorifica en el testimonio de Joni y su familia, porque son un ejemplo de fidelidad y confianza en el Señor. Y con respecto al Antiguo Testamento, dice la Palabra de Dios:“… las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron”. (Romanos 15.4). Así que, las enseñanzas espirituales, el carácter del Señor, Sus Pensamientos, no han variado en todas las Escrituras.

Confiesa un hermano, cuando comenta: “… Hacer un mal a alguien haciéndolo sufrir sería una cosa que no ha pasado por la mente de Dios. Dios es luz y en Él no hay tinieblas. Dios, con el solo hecho de pensar hacer sufrir a alguien, no sería Dios”. Entonces, el carácter de Dios y Sus pensamientos no han variado en las Escrituras; porque si variaran, según reconoce este hermano, el tal no sería Dios. Es por eso que también puedo citar las Escrituras del Antiguo Testamento, porque manifiestan el carácter y el pensamiento del Señor.
Es importante considerar todas las Escrituras y no solamente algunas. Dios le dio permiso al diablo, para hacer sufrir a Job con la pérdida de sus hijos, de sus bienes y de su salud personal. A más de esto, permitió que sus ‘amigos’ le censuraran sugiriéndole que sus males se debían a algún pecado bien disimulado en su vida. (Job 11.5-6). Y esta prueba de Job estaba prevista en la mente de Dios, siendo Dios luz y no tinieblas y aun permaneciendo como Dios Creador del Universo. “¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó? ¿De la boca del Altísimo no sale lo malo y lo bueno?” (Lamentaciones 3.37-38).
“Porque el Señor no desecha para siempre; antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias; porque no aflige ni entristece voluntariamente a los hijos de los hombres”. (Lamentaciones 3.31-33).
Incluso el mismo apóstol Pedro cita las Escrituras del Antiguo Testamento, cuando dice: “…  quien LLEVÓ Él mismo nuestros pecados en Su cuerpo sobre el Madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya Herida fuisteis sanados”. (1ª Pedro 2.24).

Y se refiere a Isaías 53.4-6: “Ciertamente LLEVÓ Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros Le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por Su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros”.
1. Así que, Pedro señala que el Señor llevó nuestros pecados.
2. Así que, Isaías señala que el Señor llevó nuestras enfermedades.
1. Aunque llevó nuestros pecados, aún seguimos pecando, porque todavía cargamos junto con el nuevo hombre, también el viejo hombre, hasta que el Señor Jesucristo venga a arrebatar a Su Iglesia; entonces seremos como Él es. (1ª Juan 3.2).
2. Aunque llevó nuestras enfermedades, aun así seguimos enfermándonos, porque todavía cargamos este cuerpo animal, terrenal, que se corrompe, que es carne y sangre, pero queserá transformado en un cuerpo glorioso. (1ª Corintios 15.44-52).
1. ¡Jesucristo LLEVÓ nuestros pecados! ¿Qué significa esto? Significa que, aunque somos pecadores hemos sido perdonados, justificados y tenemos la esperanza y la promesade que en un futuro seremos como Él es.
2. ¡Jesucristo LLEVÓ nuestras enfermedades! ¿Qué significa esto? Significa que, aunque ahora nos enfermamos como cualquier ser humano, tenemos la esperanza y la promesa de que en un futuro seremos transformados a Su gloria y semejanza.
1. Por esta causa es que, aunque somos del Señor, lamentablemente todavía pecamos algunas veces.
2. Por esta causa es que, aunque somos del Señor, lamentablemente todavía nos enfermamos algunas veces.
Comparte este articulo :

Comentar con cuenta Google Y Open ID

 
Design Template by panjz-online | Support by creating website | Powered by Blogger