Descargas GRATIS

Últimos Articulos :
Home » » Rompiendo maldiciones de herencia

Rompiendo maldiciones de herencia



"No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen" Deuteronomio 5: 9

Las cosas buenas, como las cosas malas se heredan, muchas veces los hijos e hijas, nacen con características propias de sus progenitores, llamase carácter, gusto, personalidad, es decir, existe una tendencia hacia cierto tipo de actividades, y heredamos también en algunos casos no solo la parte física sino también espiritual.


Es por eso que cuando un niño crece en un ambiente, de violencia familiar, excesos de alcohol y demás, muchas veces al ver ese ejemplo de sus padres, el niño también de adulto actúa de la misma manera que lo hicieron sus padres. Si el padre fue un alcohólico, violento en el matrimonio e infiel, eso queda en la memoria el niño que creció con ese modelo, en muchos casos también después de casarse es violento y alcohólico por que ese es el modelo que vio y vivió toda durante toda su niñez y adolescencia. De ahí que el Señor nos dice en su palabra " Visitó la maldad de los padres sobre los hijos" Si un padre murió y nunca se arrepintió de su pecado, su hijo nunca vió un cambio en él y tiende a comportarse como su padre, pero ahí está la decisión personal, no debemos seguir necesariamente los malos ejemplos de nuestros padres, nosotros tenemos la posibilidad de ROMPER LAS MALDICIONES DE HERENCIA que nos dejaron, los malos ejemplos, podemos desechar y tirarlos a la basura y en Cristo somos nuevas criaturas, el que robaba, no robe más, el que tomaba alcohol, no tome más, el que era violento, que deje la violencia, con Cristo se rompe toda maldición generacional. Cristo hace todas las cosas nuevas, si tu padre fue un ladrón, no tienes porque ser un ladrón, sino que tienes la posibilidad de cambiar tu destino en JESÚS.

Por eso es que la palabra de Dios no dice "visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de LOS QUE ME ABORRECEN", Dios castiga la maldad de los que le ABORRECEN, NO de los que le AMAN y hacen su VOLUNTAD, por eso tu puedes cambiar tu destino, no siguiendo el mal ejemplo de tus padres, sino siendo nueva criatura, nuevo ejemplo y ahí se rompe la maldición generacional, porque Dios no te va castigar por el pecado de tu padre o madre, solo si sigues sus malos caminos Dios va visitarte para castigarte, sino te arrepientes de seguir malos ejemplos, pero gloria a Dios, puedes cambiar y ser un padre y una madre diferente, y tus hijos van ser diferentes, van a recibir bendición y no maldición porque tu determinas, romper o seguir las maldiciones.
Amén, Dios te bendiga.
Comparte este articulo :

Comentar con cuenta Google Y Open ID

 
Design Template by panjz-online | Support by creating website | Powered by Blogger