Descargas GRATIS

Últimos Articulos :
Home » » Sublime Gracia

Sublime Gracia

Gary Wilkerson

La gracia que Jesús dice que derrama sobre nosotros no tiene paralelo en la historia de toda la humanidad. La palabra “gracia” ha llegado a ser casi tan común como la palabra “oración” en la Biblia. Todos decimos: “Oh, sí, creo en la gracia. Claro, por supuesto.” Cantamos el himno “Sublime Gracia” y hacemos hincapié en la segunda palabra, porque estamos de acuerdo en que la gracia es algo maravilloso, algo que todos disfrutamos.

¡Pero, espera! ¡Eso no es todo lo que la gracia significa! Es mucho más de lo que podríamos llegar a imaginar. ¿Por qué nuestros corazones no se llenan de euforia o se enamoran de la gracia? Porque, para nosotros, la gracia se ha convertido en algo moderado, aceptable. Se ha convertido en normal, en algo promedio, algo con lo que estamos contentos.

Al hablar acerca de esta gracia revolucionaria e inmerecida, este don de Dios que cambia el corazón y produce fruto en ti, muchos de ustedes están diciendo: “Gracia…, sí… ¡Pero…!” Si eres uno de ellos, estas pendiendo en el reino del legalismo. Estás escapando el reino de la gracia y comenzando a quedar atrapado en tratar de hacer las cosas por ti mismo.

Observa lo que Pablo dice sobre esto a la iglesia de Galacia en Gálatas 3:1-3: “¡Oh gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó…? Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?”

Lamentablemente, muchos de nosotros decimos: “Gracias, Jesús, por Tu gracia en la cruz, esa gracia que me ha limpiado y ha hecho borrón y cuenta nueva. Gracias por mi nuevo comienzo… ahora puedo hacer todo por mí mismo”.

El problema es que: no puedes hacerlo por ti mismo. Muchos se sienten ofendidos por la gracia, porque la gracia dice que no podemos hacerlo por nosotros mismos; cada vez que lo intentamos, fallamos miserablemente.

¿Quieres ser libre hoy mismo? Entonces, sólo di estas palabras: “Yo soy un fracaso por mi propia cuenta; no puedo seguir la ley de Dios por mí mismo. “Gracias mi Dios por Tu gracia!”
Comparte este articulo :

Comentar con cuenta Google Y Open ID

 
Design Template by panjz-online | Support by creating website | Powered by Blogger